Convertir un coche siniestrado en un coche rentable es muy posible

Cuando un coche se avería solemos optar por varios itinerarios, como por ejemplo dejarlo en el dique seco, comprarnos un coche nuevo, acudir a un desguace para adquirir una pieza usada (como un motor o una caja de cambios, por ejemplo)… Y así un largo etcétera. Pero puede ocurrir que ese accidente sea terrible y no  nos permita recuperar nuestro vehículo, aun acudiendo a un desguace. Así que en estos casos lo mejor, al menos así lo creemos nosotros, es tener a mano un sitio donde recepcionen vehículos siniestrados o muy rotos y podamos obtener una tasación conveniente.

En realidad, lo que acabamos de decir se puede resumir de una manera bastante sencilla: www.cochesparadesguace.com. En efecto, hay páginas como la que te acabamos de enlazar que resultan de lo más convincente para lograr un precio muy interesante, al menos si queremos lograr que el coche que antes conducíamos y que se ha quedado hecho unos zorros siga siendo rentable. Por eso estaría muy bien que conocieras aquellos lugares que de verdad permiten que un conductor afligido por una rotura poco o nada práctica se convierta, como por ensalmo, en algo que todavía da dinero.

Y es que desde que el reciclado de coches se ha puesto de moda, desde que hemos descubierto la capacidad que tenemos de ser personas con un agradable color verde-ecológico, lo de retirar el coche de manera correcta es una cuestión muy pertinente. Así que estaría bien que tuviéramos esto en cuenta, porque de repente un día se nos rompe el coche y no sabemos si podemos comprarnos otro nuevo o no. Pues bien, con la tasación sí que lo podríamos lograr, a demás de un modo más que pertinente y viable. Y por supuesto, respetando el medioambiente, quitando de en medio el problema de los líquidos contaminantes de nuestro coche y teniendo claro que algunas piezas son muy peligrosas para garantizar la continuidad de nuestro planeta.

Lo cierto es que nos está costando admitir todo esto, porque el desguace es un sitio que a la gente puede chocarle. Por eso ha llegado el momento de conocer todo lo que los sitios de retirada de vehículos nos ofrecen. Puede que al principio nos cueste admitirlo, pero no queda más remedio que hacerlo, puesto que la crisis es una situación que no nos gusta ni un pelo. Así que no estaría de más rentabilizarla todo lo que podamos. ¿Cómo? Con un buen desguace que nos ofrezca una tasación conveniente.

cochesparadesguace

Los motores reparados dan un buen resultado

Hay que reconocerlo,  cuando uno encuentra lugares de la Red de redes como www.motoresdesegundamano.es es cuando de verdad se da cuenta de lo mucho y bien que funcionan, toda vez que de repente una página que, en principio, tiene poca sustancia se convierte, sin embargo, en la mejor manera de lograr operatividad y excelencia con poco esfuerzo. Y ello con una pieza tan complicada e importante para el coche como el motor.

Ahora bien, la gran pregunta que queda en el aire y que muchos usuarios se hacen es la misma: ¿son de verdad los motores usados tan buenos como los pintan o no? ¿Puedo fiarme de poner una pieza como ésta en mi coche y esperar que éste siga dándome lo que necesito y preciso? Pues la verdad sea dicha, sí que lo podemos hacer, pero siguiendo unas pautas que hemos de tener claras para que las cosas no se nos tuerzan. Vamos a ver si podemos contártelas.

Lo primero que hemos de comprobar cuando tenemos un motor usado a mano es si éste cumple o no con la seguridad que hemos de tener a mano, porque resulta un tanto frustrante que adquiramos algo de un desguace y en éste no nos certifiquen lo que vamos a adquirir. Así que sí, pensamos que ahora toca hacer las cosas bien y adquirir únicamente aquellas piezas que tienen un papelito que diga que sí, que lo que hemos adquirido está de verdad bien protegido contra eventualidades.

Por otra parte lo del precio también resulta imprescindible, y hemos de tener en cuenta esto último porque no podemos hacer las cosas alocadamente. Si el motor es usado resulta casi de Perogrullo decir que nos saldrá barato. Pero no por ello hemos de caer en la tentación de adquirir algo demasiado barato o demasiado caro. Aquí hemos de ir al grano y comprar las  cosas por su precio justo, porque lo contrario es hacerlo todo mal.

Pero sin duda alguna lo que hemos de aprovechar es la posibilidad que la Red de redes nos brinda de comparar. Aquí hemos de hacer como en el famoso anuncio, tenemos que acudir a los sitios que nos interesen y comprar únicamente donde nos atiendan de maravilla. Únicamente así lograremos hacer las cosas con sentido común y podremos, en un momento dado, conseguir un vehículo nuevamente operativo y que se mueve sin problemas por la ciudad. Que se note que sabemos dominar el mundo de lo virtual…

motoresdesegundamanoes