Profesionalidad en la educacion

En el momento de ser pequeños a todos nos ha agradado jugar. En verdad el juego es esencial en la etapa de la niñez, pues deja arrancar un montón de cuestiones que más tarde van a favorecer a esa persona (habilidades sociales múltiples, interacción con objetos, desarrollo de la motricidad gruesa y fina, etcétera). De ahí que hoy hablaremos de una cuestión que nos semeja enormemente interesante, que es la de aprender jugando.

Y es que en nuestros días las nuevas tecnologías y los nuevos estándares culturales han llegado a las etapas iniciales del aprendizaje de los pequeños. Si es ya posible hallar centros educativos recurriendo a directorios virtuales (como por servirnos de un ejemplo http://www.guarderias-infantiles.com/, si bien hay otros considerablemente más libres en el muy, muy amplio fantasma de la Red de redes), asimismo es viable enseñar a los pequeños gracias a determinadas rutinas que tienen en el juego su razón de ser.

Lo mejor de todo es que no charlamos solamente de si los juguetes tradicionales o bien los educativos son la opción mejor. En estos casos la auténtica educación, la que nos resulta de interés, se puede realizar mezclando los dos conceptos. Y puedes apostar cuanto quieras a que con esto vas a poder conseguir la mejor garantía de satisfacción a fin de que tu retoño se transforme en un adulto.

Ojo, no decimos que en estos centros los van a enterrar en juguetes, eso está claro, mas lo que sí deseamos que comprendas es la necesidad de que tu hijo reaccione didácticamente ante objetos cotidianos que le asistirán a usar sus manos, a adquirir habilidad con los dedos, a ser autónomo, a gozar con los sonidos, texturas y colores, etcétera Todo ello es genial a fin de que tu hijo vaya incorporándose al planeta adulto, y lo va a hacer merced al ocio y a gozar con unos objetos que le darán la mejor de las garantías y la satisfacción más conveniente.

Eso sí, te solicitamos que hagas una selección cuidada y que verifiques que la guardería que has elegido tiene bien establecidos los estándares de calidad y profesionalidad. Te afirmamos esto pues pensamos que puede ser interesante que se alternen el juguete puramente educativo con el de ocio. Bueno, realmente todos y cada uno de los juguetes enseñan algo, mas ciertos están más destinados a jugar por jugar y otros a aprender jugando. Puesto que bien, la mejor combinación, sin ningún género de dudas, es la que incluye las dos soluciones. No dudes y pregunta por ella en esa guardería que has elegido.

Y por favor, un último consejo: escapa de estereotipos en el momento de proseguir formando con juguetes en casa. Si tu hija desea jugar con soldados o bien tu hijo con cocinas no limites sus deseos, por el hecho de que este género de estándares lo único que hacen es perpetuar una situación de desigualdad, ¿no crees?

Leave a Reply